Biografía de Buena vista social club

Buena Vista Social Club fue un club social de La Habana, Cuba, donde sus miembros practicaban actividades relacionadas con el baile y la música.
Se convirtió en un sitio muy popular, donde se encontraban e interpretaban música quienes formaban parte de él.

En los años 1990, casi 50 años después de que el club se cerrase, inspiró una grabación hecha por el músico cubano Juan de Marcos González y el guitarrista estadounidense Ry Cooder con músicos cubanos tradicionales, muchos de ellos antiguos miembros del club en el que se presentaron cuando su popularidad estaba en la cumbre. La grabación, llamada Buena Vista Social Club, por esa institución de La Habana, fue un éxito internacional y el grupo se presentó con su formación completa en Ámsterdam en 1998.

El director de cine alemán Wim Wenders grabó la presentación, seguida de un segundo concierto en el Carnegie Hall, de Nueva York, concierto éste que fue la cumbre del documental que resultó del trabajo de Wenders. El documental también incluye entrevistas con los músicos llevadas a cabo en La Habana. La película de Wenders, también nombrada Buena Vista Social Club, fue aclamada por los críticos y recibió una nominación al Óscar al mejor documental largo y numerosos galardones, entre los que se incluye Mejor Documental en el European Film Awards.

Tanto el éxito del álbum como el de la película produjeron un gran interés por la música cubana tradicional y la música latinoamericana en general, en todo el mundo. Algunos de los músicos cubanos lanzaron después álbumes en solitario que fueron bien acogidos, y grabaron otros en colaboración con diversas estrellas de la música internacional de distintos géneros. El nombre "Buena Vista Social Club" se convirtió en un término que abarcaba este tipo de presentaciones y lanzamientos en colaboración, además de relacionarse con una etiqueta que encapsula la "Edad de Oro de la música Cubana", entre los 1930 y los 1950. El nuevo éxito fue efímero para la mayoría de los miembros del grupo: Compay Segundo, Rubén González e Ibrahim Ferrer, ya que murieron pocos años después, a los 95, 84 y 78 años respectivamente; Segundo y González en 2003 y Ferrer en 2005.