Biografía de La revé

La Orquesta Revé, comúnmente conocida como El Charangón, es una agrupación musical legendaria en Cuba y muy conocida en el mundo entero. La Orquesta fue fundada en 1956 por Elio Revé, genial musico guantanamero fallecido en el año 1997. El Charangón tiene hoy a su hijo Elito como director musical.
Muchos de los musicos y cantantes de primera plana hoy en Cuba han sido miembros en algún momento de la orquesta, por eso talvez se le ha puesto el nombre de Orquesta madre. En más de medio siglo de historia la Revé no fue solo una orquesta imprescindible en la musica popular bailable más bien fue un laboratorio de donde surgieron otras orquestas y otras propuestas musicales innovadoras y exitosas. Ahí están para demostrarlo, La Ritmo Oriental, Los Van Van, Dan Den, la 440, Pupy, Chucho Valdés, Yumury y muchos más.

La infancia de Elio Revé transcurrió en la Loma del Chivo, barrio guantanamero de rica tradición folclórica como el Changüi, antecedente sonero y la Tumba francesa. En su formación artistica guantanamera se casan distintas herencias culturales así que emblemáticamente en su síntesis musical afrocubana se encuentran el afro-francés y el afro-español. Cuando a mediados de los 50 se instala en La Habana decide de formar una orquesta Charanga atribuyéndose la misión de difundir el Changüi.

En su inicio discográfico la Orquesta refleja el momento musical de auge de las orquestas Charanga (Aragón, Fajardo, América) y de inevitable búsqueda de nuevas sonoridades después del declino del Cha Cha Cha. A través de distintas etapas, entre la más exitosas recordamos la de Juan Formell a final de los años 60 y la de Juan Carlos Alfonso en la década de los 80, Elio Revé supo crear su propio sello introduciendo innovaciones tanto en el género del Changüi que en el formato charanguero.

Quizás la más grande intuición del genial guantanamero fue la de concebir el Changüi como una forma abierta que se deja penetrar para otras formas musicales o ritmos (changüi-shake, changüi-pachanga, changüi-guaguancó, changüi-timba). Su relación con el Changüi en el tiempo fue sumamente creativa y felizmente ambigua, con un pie en la tradición y el otro en la innovación. Definitivamente con la llegada de Elio Revé el Changüi tipico se convirtió en orquestal.

Para lograr este resultado no solamente permitió de exprimirse al talento de sus musicos (véase el caso emblemático de Formell), más bien no lo pensó dos veces en revolucionar en época sucesiva el sonido tipico de su orquesta Charanga cambiando los violines y la flauta con los trombones de las orquestas jazzband , adoptando del conjunto el bongò Changüi que en el formato charanguero. Quizás la más grande intuición del genial guantanamero fue la de concebir el Changüi como una forma abierta que se deja penetrar para otras formas musicales o ritmos (changüi-shake, changüi-pachanga, changüi-guaguancó, changüi-timba).

Su relación con el Changüi en el tiempo fue sumamente creativa y felizmente ambigua, con un pie en la tradición y el otro en la innovación. Definitivamente con la llegada de Elio Revé el Changüi tipico se convirtió en orquestal.
Para lograr este resultado no solamente permitió de exprimirse al talento de sus musicos (véase el caso emblemático de Formell), más bien no lo pensó dos veces en revolucionar en época sucesiva el sonido tipico de su orquesta Charanga cambiando los violines y la flauta con los trombones de las orquestas jazzband , adoptando del conjunto el bongò la clave y el tres, trasladando a los timbales el figurado ritmico del Changüi, abandonando el unísono aragoniano de las voces para abrir paso al montaje de las voces changüiseras, introduciendo los tambores de fundamento así como algunos “colores“ cual la cajita china, el silbato o todavía más atrevidos, aquellos gritos que caracterizan la descarga changüisera y el clímax festivo (Juega! Que,que,que? Ecuajey! A sancochar boniato! Chapalea!).
Todos estos cambios no gastaron nada del patrimonio del Changüi ya que, sin arrugas, el Changüi vive en la musica de Revé siguiendo su evolución.

Su musica, hoy como ayer, es la feliz expresión de una síntesis creativa entre los más altos contrapuntos de la musica cubana. Ya hemos señalado la dialéctica entre tradición y innovación pero también hay que señalar que la musica de Revé es, en el mismo tiempo, musica campesina y musica urbana, musica guajira y rumbera, musica rítmicamente compleja y de melodía fácil a retener.