De dios

Había una vez un borracho en la iglesia, y el cura estaba dando su ceremonia, y dice:
-Dios vendrá a recoger cuentas, y se llevara a los injustos.
Y el borracho contesta a lo lejos:
-¡Mentira!... ¡Dios no va a venir!.
El cura omitió ese detalle y continuo con su discurso, al rato volvió a decir:
-Y es un hecho que Dios vendrá…
Y lo interrumpe el borracho, esta vez poniéndose de pie:
-¡Mentira!... ¡Dios no va a venir!.
El cura no lo soporta y le dice al borracho:
-¡Voy a llamar a la policía si no se calla!
Y el borracho le responde:
-¡Uy!, mejor me voy porque esos si vienen.