El pan y la carne

En Cuba:

Iba un pan corriendo como loco.

Corría porque lo iban persiguiendo como 200 cubanos.

Iba tan rápido que hasta el migajon se le iba desprendiendo!

De repente, sudando, dobla en una esquina a la derecha y se encuentra a un paquete de carne de res que se habia caido de un carro del ministerio, y le dice:

- Levántate! Corre, que nos comen!

Y la carne le contesta:

- Corre tu, comemierda, a mi esa gente ni me conocen!